Víctimas de trata: se denuncia un caso cada 5 horas




La trata de personas es un delito que afecta a mujeres, niños/as y hombres con distintos propósitos, especialmente trabajo forzoso, explotación sexual y laboral. Los indicadores que se desprenden del Ministerio Público Federal son preocupantes: la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) recibe, en promedio, 148 denuncias por mes (una de cada cinco horas) que son recepcionadas a través de la Línea 145 y luego derivadas por el Ministerio de Justicia.

En ese contexto, se hace necesario ahora que desde el Estado se articulen todas las acciones necesarias para que las reparaciones lleguen de forma rápida y efectiva a quienes padecieron situaciones de explotación sexual, laboral o de otra índole.

Según el último informe anual de la Protex, durante el año 2018 se ubicó en primer lugar la cantidad de denuncias vinculadas con explotación sexual (838 casos), siendo los meses de marzo, abril y mayo los que registran mayores índices (con un promedio de 87 por mes). Le siguen las denuncias por desaparición de personas (251 casos) y explotación laboral (224 denuncias). Esta tendencia se mantiene desde el año 2017, aunque el año pasado se ha incrementado la cantidad hechos denuncias que no se vinculan con ninguna de las modalidades de explotación previstas por en la ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas, como por ejemplo abuso sexual, violencia de género, grooming, privación de la libertad, venta de bebés y hostigamiento.

¿Cuántas de las denuncias llegan a procesamiento y sentencias condenatorias?

En 2018, se iniciaron 331 Investigaciones Preliminares: 26 de ellas tuvieron origen en llamados efectuados al 145, mientras que 305 provinieron de organismos tales como: el Ministerio de Seguridad de la Nación, Fundaciones, Consulados, Dirección de Asistencia a la Víctima del GCBA, Organismos provinciales, entre otros.

Durante el 2018 se sostuvo el criterio de registro en relación a las investigaciones preliminares iniciadas por denuncias de la línea 145, ingresándose en este campo de la base de datos sólo aquellas denuncias cuyo proceso de verificación y adopción de medidas demora más de 48 horas. Por ello, muchas denuncias que en el pasado culminaban en la formación de investigaciones internas, en la actualidad un alto porcentaje culminan en una judicialización directa y urgente.
Entre las investigaciones preliminares judicializadas y las denuncias del 145 derivadas (ambas por nuevos hechos y acumuladas) suman un total de 1065 causas (913 por la línea de denuncias 145 y 152 por preliminares).

Asimismo, según la Protex, durante el año 2018 se registraron 29 autos de mérito dictados en todo el país por el delito de Trata de Personas, de los cuales 27 fueron procesamientos. En relación al total de procesamientos, 10 de ellos fueron por trata con fines de explotación laboral (34,5%), 17 por trata con fines de explotación sexual (58,6%) y 2 por Matrimonio Forzoso/Unión de hecho (6,9%). A su vez, hemos podido identificar un total de 42 sentencias, de las cuales 36 fueron condenatorias. En base al total de sentencias, 24 corresponden a casos con fines de explotación sexual (57,2%), y 14 con fin de explotación laboral (33,3%) y 4 por delitos conexos (9,5%).

La condena promedio es de 5 años de cárcel y cerca del 70% de las mismas derivan en penas privativas de la libertad de cumplimiento efectivo, que en su mayoría excedieron el año. Cabe recordar que los condenados con sentencia menor a tres años –que suman 23%- son pasibles de obtener una suspensión de la ejecución de la pena.

Según los últimos datos oficiales disponibles, entre 2007 y 2017 fueron rescatadas unas 11 mil personas que eran victimad de trata. En contexto, solamente entre 2016 y 2017, la cantidad de víctimas rescatadas de explotación laboral creció en un 201% mientras que los casos de explotación sexual mostraron una suba del 27%.

¿Qué ocurre a nivel internacional?

A nivel mundial, cada vez son más los países que detectan a víctimas y denuncian a los traficantes de estas mafias. Ello conlleva una mayor facilidad en la detección de estas víctimas, pero también un aumento de las cifras como consecuencia.
Todos los países están afectados por la trata, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas.
Los traficantes todavía siguen amenazando principalmente a mujeres y niñas. Los conflictos agravan todavía más el problema, ya que los grupos armados sobreexplotan a los civiles y los traficantes aprovechan esta situación captando forzosamente a personas desplazadas huidas de dichas zonas.

En 2013, la Asamblea General sostuvo una reunión para evaluar el Plan de Acción Mundial. Los Estados miembros adoptaron la resolución A/RES/68/192 y designaron el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata. En la resolución, se señala que el día es necesario para «concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos».

En septiembre de 2015, los países aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y aceptaron cumplir los objetivos y las metas relacionados con la lucha contra la trata. Estos objetivos piden que se ponga fin a la trata y la violencia contra los niños, que se tomen medidas contra la trata en general, y que se acabe con todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas y de su explotación.
Justo un año más tarde, tuvo lugar otro acontecimiento importante, la Cumbre sobre los Refugiados y los Migrantes en la que se aprobó la Declaración de Nueva York . En este documento, los países se comprometen a cumplir 19 puntos, tres de los cuales, precisamente, se centran en combatir la trata de personas y el contrabando de migrantes.

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

El impacto del ajuste en los programas de Niñez

Tenemos uno de cada dos niños que es pobre, y uno de cada diez que es indigente. La situación se agrava por el desfinanciamiento que se registra en importantes programas sociales a nivel nacional, la pérdida de incidencia presupuestaria del área de Desarrollo Social en la Provincia y los pocos avances en la conformación de los consejos locales de Niñez en los municipios bonaerenses