Guía práctica e interactiva para facilitar el acceso a aplicaciones educativas

Fue desarrollada por el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo bonaerense. Desde cualquier teléfono móvil, tablet o computadora permite instalar aplicaciones recomendadas por organismos oficiales como el Ministerio de Educación de la Nación, la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia y la Unión Europea. El objetivo de esta herramienta es acompañar el Plan de Continuidad Pedagógica que se viene aplicando en el contexto del aislamiento preventivo, social y obligatorio.

 Podés visualizar y descargar la guía interactiva aquí

La idea surgió a partir de los resultados de los relevamientos que vienen siendo realizados por la Defensoría del Pueblo. Por ejemplo, el último estudio cuantitativo y cualitativo -elaborado por el Observatorio de Derechos de NNyA de forma conjunta con el Colegio Nacional de la Universidad Nacional de La Plata (CNLP/UNLP)- mostró que no todos los alumnos/as tienen acceso a Internet. A su vez, entre quienes tienen conectividad, 1 de cada 10 manifestó dificultades a la hora de disponer de equipos ya que en su entorno familiar son varios hermanos/as y en algunos casos, producto del trabajo de los padres, tienen que compartir el celular y/o la computadora.

A su vez, varios de los/as jóvenes entrevistados/as advirtieron sobre la necesidad de mejorar la calidad del servicio de Internet en los barrios, y expresaron su preocupación debido a que el acceso al servicio de datos no es libre.

En definitiva, teniendo presente la masividad que tiene la telefonía celular e Internet en nuestro país, y sabiendo que la calidad del servicio no siempre es la mejor, resulta fundamental hacer más eficiente los tiempos de navegación en la red.

Acceso a Internet como derecho humano

Según el último informe del INDEC sobre accesos a Internet, dados a conocer la semana pasada, en la Argentina la tasa de crecimiento de los accesos mediante telefonía móvil es siete veces superior respecto a las conexiones de puntos fijos o residenciales (redes telefónicas, operadores de cable, fibra óptica al hogar e inalámbricas fijas).

Cabe destacar que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas estableció, en el año 2016, que el acceso a Internet es un derecho básico y afirmó “la importancia de que se aplique un enfoque basado en los derechos humanos para facilitar y ampliar el acceso a Internet”.

En nuestro país, producto de algunas decisiones adoptadas por el gobierno anterior, como fue el desmantelamiento del Plan Conectar Igualdad, hubo un retroceso en las políticas para reducir la brecha digital, que ahora se intenta revertir. Por ello una de las claves de la acción estatal debe ser garantizar que los/as NNyA tengan un acceso adecuado, asequible y seguro a los dispositivos, así como asegurar que haya una buena conectividad.

Asimismo, se debe tener muy presente las recientes observaciones del Comité de Derechos del Niño respecto al covid.19. Concretamente, el organismo de la ONU advirtió que el aprendizaje en línea no debe exacerbar las desigualdades existentes ni reemplazar la interacción alumno/a-maestro/a.

La enseñanza on line es una alternativa creativa al aprendizaje en el aula, pero plantea desafíos para los/as NNyA que tienen acceso limitado o nulo a la tecnología o Internet o que no cuentan con el acompañamiento adecuado de los padres. Por ello el Comité exhortó a que estén disponibles soluciones alternativas para que estas niñas, niños y adolescentes se beneficien de la orientación y del apoyo brindado por las y los docentes.

 

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

El impacto del ajuste en los programas de Niñez

Tenemos uno de cada dos niños que es pobre, y uno de cada diez que es indigente. La situación se agrava por el desfinanciamiento que se registra en importantes programas sociales a nivel nacional, la pérdida de incidencia presupuestaria del área de Desarrollo Social en la Provincia y los pocos avances en la conformación de los consejos locales de Niñez en los municipios bonaerenses