Bingos en crisis: ¿Todo es culpa del Covid-19?

Apenas pasó un mes del aislamiento preventivo, social y obligatorio, con el consecuente cierre temporal de las salas de juego, y ya se registran problemas con los pagos de sueldos en distintos bingos y casinos. Algunas acordaron pagar solo el 50% de los salarios a sus empleados, y luego volvieron atrás, otras como las que operan en Mar del Plata -los tres bingos de esa localidad están en manos de la compañía de origen español Codere, principal operadora de tragamonedas en territorio bonaerense- plantean dificultades para pagar haberes en tiempo y forma.

¿Es todo responsabilidad de la pandemia o existen otras cuestiones de arrastre que no han sido debidamente atendidas?  Los resultados del último balance de Codere muestran que, solo en 2019, la principal operadora de tragamonedas en la Provincia (regentea 14 salas) obtuvo un Beneficio Bruto de Explotación de 72,6 millones de euros que, tomando como referencia la cotización de la divisa europea a finales de diciembre, equivalen a más de 3600 millones de pesos. Esos recursos deberían resultar más que suficientes para afrontar sin mayores consecuencias, al menos en nuestro país, la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

Ahora bien, los principales problemas de Codere estarían en Europa, donde aparece en el horizonte la necesidad de refinanciar una deuda de 800 millones de euros en medio de una feroz guerra interna entre accionistas y acreedores, que ya lleva más de cuatro años.

 ¿Qué muestran los números de Codere? Los ingresos de Codere en euros se han visto licuados en la Argentina producto, principalmente, de la devaluación, que a su vez provocó una disminución en la calificación crediticia de la empresa mientras sus principales accionistas buscan respaldo para refinanciar su abulta deuda. Por ello, el año pasado, ni bien se conoció el resultado de las PASO, la compañía de origen español -en manos actualmente de los fondos de inversión que se quedaron con los activos de la empresa, cuando la familia Sampedro no pudo hacer frente en 2016 a sus deudas- contrató al Bank of America Merrill Lynch para alargar el vencimiento de dos emisiones de bonos que expiran en noviembre de 2021.

En números concretos, la devaluación argentina le ha ocasionado a Codere menos ingresos en euros respecto a 2018: -22,2%. Ahora bien, así como la devaluación hace perder ingresos en moneda extranjera (-90,5 millones de euros en el caso de Codere), al mismo tiempo genera a las compañías con casa matriz en el extranjero un importante ahorro en materia de costos (salarios, impuesto, etc.) que se abonan en pesos. Para muestra alcanza un botón: los gastos de Codere en la Argentina se redujeron en 65,8 millones de euros respecto a 2018.

Al profundizar el análisis podemos ver, en realidad, que si medimos el resultado del negocio en pesos argentinos, a Codere no lo ha ido para nada mal en 2019 en nuestro país. Cerró con números positivos de dos cifras cuando prácticamente todos los sectores de la economía mostraron indicadores en rojo, registrándose una caída global de la actividad económica superior al 2%.

Del propio balance de Codere surge que sus ingresos en moneda local (tipo de cambio constante) crecieron 31,2%, lo que confirmaría, una vez más, que el juego no deja de generar ganancias en épocas de crisis: muchas personas se convierten en apostadores o incrementan sus apuestas para intentar salvarse económicamente, con todo lo riesgo que ello implica.

Otro dato significativo es que el Ebitda que obtiene la compañía en la Argentina está muy por encima de lo que registra Codere en Europa.  El Ebitda es un indicador financiero (acrónimo de los términos en inglés Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization) que muestra el beneficio de una empresa tras restarle los gastos más importantes, excepto el pago de deuda. En otras palabras, este beneficio bruto de explotación, que en el caso de la empresa española estuvo por encima de los 72,5 millones de euros durante 2019, representa una parte importante de la utilidad que la compañía puede destinar a su casa matriz para hacer frente a su complicado frente financiero externo.

El propósito del Ebitda es obtener una imagen fiel de lo que la empresa está ganando o perdiendo en el núcleo del negocio. Es una ratio que permite saber de una manera rápida y sencilla si el negocio es rentable o no. En el caso de Codere, el Ebitda muestra que durante 2019, en medio de la crisis y la recesión argentina, siguió ganando.

El peso de los impuestos

El parque de maquinitas de Codere en Italia y España supera ampliamente al de la Argentina. Veamos:

Ahora bien, ¿cómo se justifica entonces que la Argentina le genere a Codere ingresos en euros muy por encima de los que obtiene en España y similares a los conseguidos en Italia, cuando el tipo de cambio en la Argentina es absolutamente desfavorable con relación al euro y el parque de tragamonedas es reducido en comparación a la cantidad de tragamonedas que tiene Codere en esos países? ¿Cómo puede ser que, en un contexto de recesión, el Ebitda que obtiene la empresa en nuestro país sea muy superior al de Italia y España?

Una de las razones quizás sea que las empresas de juego tributan mucho más en en el viejo continente que en Argentina, a lo que se le suma una regulación europea más estricta, que ha tendido a endurecerse en lo que va de 2020.

En el balance de Codere, se puede leer que el 30 de diciembre de 2019, el Gobierno Italiano aprobó el Presupuesto General para este año de acuerdo con la Ley N 160, con incrementos al impuesto al juego (PREU) dando como resultado el siguiente calendario de subidas:

Fecha Efectiva

Máquinas tragamonedas

AWPs

VLTs

Enero 1, 2020

23,85%

8,50%

Enero 1, 2021

24,00%

8,60%

 

La ley italiana también permitió reducciones del payout del 68% al 65% (porcentaje destinada al pago de premios) para las AWPs (tragamonedas tradicionales) y del 84% al 83% para las VLTs (terminales de video lotería).  Además, estipuló que a partir del 15 de enero de 2020, la retención sobre los premios VLT mayores a 200€ (antes a partir de 500€) pase del 12% al 20%. Finalmente, el Gobierno italiano estableció medidas de identificación de los jugadores a través de la tarjeta sanitaria nacional para el juego de VLTs. Estos cambios, según Codere, “han generado una disminución en nuestras cantidades jugadas en las semanas siguientes a su entrada en vigor, en línea con otros operadores en el país”.

Para dar cuenta de las importantes diferencias, en la provincia de Buenos Aires la alícuota de Ingresos Brutos a los slots es del 15% (9 puntos porcentuales que en Italia) y rige desde el año 2003 la Ley 13.063 que fijó en el 85% de la recaudación el porcentaje mínimo de los premios que deben abonar las maquinitas. Cuanto más alto es el es payout, mayor sería la compulsión o el incentivo para jugar. De ahí que, como medida paliativa para frenar la ludopatía, en Italia se haya decidido ir bajando ese porcentaje.

A su vez, respecto al reparto de las utilidades, que en la Provincia está constituido por el 15% de la recaudación de cada tragamonedas, el 10% queda para el operador privado y sólo el 5% en mano del Estado bonaerense.  En otras palabras, por cada 100 pesos que se apuestan en las tragamonedas, $85 se devuelven el premio, $10 se queda el operador privado y solo $5 van a parar al Estado.

A diferencia de lo ocurrido en Italia, en la Provincia, durante los últimos dos años, no se pudo avanzar con la aplicación de una mayor carga fiscal a la tragamonedas. Es más, por una orden judicial, tras el reclamo de un apostador realizado en el Juzgado Contencioso Administrativo N 1 de San Martín, quedó suspendida la aplicación de la Ley 15.079 que había establecido un aporte de entre 1% y 3% sobre todos los premios resultantes de las apuestas sobre juegos de resolución inmediata (slots)

En España, en tanto, se está avanzando en importantes cambios en la regulación de la publicidad del juego. El 24 de febrero de 2020, el Ministerio de Consumo de ese país publicó un proyecto de Real Decreto para su consulta pública con 37 artículos que recogen 100 medidas con una serie de limitaciones, incluyendo:

 

  • Limitación de la publicidad por TV y radio a una franja horaria de 1:00 a 5:00 a.m., exceptuando eventos deportivos que comiencen después de las 8:00 p.m.
  • Prohibición de la participación de personajes públicos en estas campañas
  • Restricciones de free play, bonos de bienvenida o cualquier otro tipo de medio promocional para captar depósitos de nuevos clientes;
  • Limitaciones a las promociones a través de redes sociales o banners en sitios web.

La nueva regulación española, que busca ponerle un freno al impacto que está teniendo el juego on line en los casos de ludopatía durante la cuarentena, nos está anticipando el debate que se viene en nuestro país.

El gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal dejaron todo listo para la legalización de las apuestas deportivas on line, repartiendo el marcado entre distintos actores que, directa o indirectamente, también están vinculados con los bingos y casinos en nuestro país.

Dado el parate en el fútbol, y el daño económico que están sufriendo los clubes, cuyas arcas quedarán muy afectadas por los efectos de la pandemia, no sería de extrañar que, una vez más, el juego on line aparezca como una posible fuente de recursos, con todos los riegos que ello implica. Se debe tener presente, asimismo, que varios sitios de apuestas ya funcionan en la Argentina con la venia de las autoridades de distintas jurisdicciones provinciales.

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

Adicción a videojuegos: avanza en el Senado Bonaerense iniciativa para crear...

La adicción a los videojuegos, incluida en “trastornos de dependencia”, es definida como “un nuevo tipo de trastorno mental” que puede reconocerse en alguien “con entusiasmo excesivo para los juegos de computadora y video". Debe ser observable durante un año, a lo largo del cual "debe haber signos de un trastorno del juego que afecte negativamente a la familia, a la sociedad, a la educación, al profesional y a otras áreas de la vida”.