Cada año, hay cerca de 1600 partos de mujeres con HIV en la Argentina

Se deben redoblar esfuerzos para reforzar la prevención y reducir la tasa de Transmisión Perinatal (TP), que en la Argentina se ubica por encima del techo del 2% que establece la Organización Panamericana de la Salud.

Los últimos datos del Ministerio de Salud de la Nación sobre sida, dados a conocer en 2019 (basados en información recolectada en 2017 y 2018), muestran que el total de niñas y niños expuestos al VIH fue de 1.561 en un año, de los cuales 37 resultaron positivos, lo que representa una tasa de 2,4%. Si solo se analiza la información de las niñas/os estudiados que completaron el diagnóstico (784), la tasa de TP asciende al 4,7%. Un año antes la tasa había sido de 3,10% para todos los expuestos estudiados y 4,6% para aquellos que completaron el proceso.

Argentina, como integrante de la OPS, participó en 2016 de la renovación de los compromisos regionales para la eliminación de las enfermedades de transmisión perinatal. Dicho compromiso incluye un “Plan de Acción para la prevención y el control de la infección por el VIH”, que contempla reducir la tasa de transmisión materno-infantil -durante embarazo el parto o la lactancia- a 2% o menos para 2021.

Si bien se registraron avances en la lucha y la prevención del sida, queda mucho por hacer. La Argentina no alcanzó aún parámetros aceptables, a nivel internacional, de transmisión perinatal. En cambio, algunos países como Cuba y Filipinas, ya han logrado reducir ese indicador a cero.


La transmisión vertical se previene diagnosticando a la mujer embarazada y tratándola con drogas antirretrovirales durante la gestación y el parto, y medicando al bebé durante el primer mes de vida. En el caso de las embarazadas con VIH, el parto natural por vía vaginal es ideal. Una cesárea genera mayor probabilidad de patología perinatal e infecciones por el sangrado.


En definitiva, es clave que las políticas públicas contemplen un rápido acceso al tratamiento antirretroviral y el seguimiento de aquellas personas con diagnóstico positivo. También se debe garantizar el acceso a la profilaxis perinatal y la entrega de leche, en tiempo y forma, para niñas y niños expuestos.


Otro dato a tener es que más del 72% de las gestantes contrajo el HIV producto de relaciones sexuales con varones, lo que indica la importancia de reforzar las campañas de prevención e información en ámbitos sociales, comunitarios y educativos. Según se desprenden de las propias estadísticas oficiales, aproximadamente 40% de las gestantes no terminaron el secundario.


Tenemos que trabajar en mejorar el sistema estadístico ya que, por ejemplo, de los propios reportes oficiales también se desprende que en el 20% de los casos de gestantes con HIV no se consignó la forma de contagio. Las notificaciones no dieron cuenta de ello.


Sobre el Día Mundial de Lucha contra el sida

El Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensoría del Pueblo bonaerense adhirió a la campaña internacional “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”, organizada por la ONU por el Día Mundial de la Lucha contra el sida (1º de diciembre). Este año el enfoque apunta a trabajar para intentar eliminar el estigma y la discriminación, poner a las personas en el centro de la pandemia, basar las respuestas en los derechos humanos y que las políticas públicas incluyan la perspectiva de género.

 

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

Sin Casco no hay Nafta: “Debemos mejorar los controles sobre accidentes...

Según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo bonaerense, solo 28 municipios informaron que adhirieron al convenio que regula la obligación de no suministrar...