Dengue: la gestión anterior desoyó una alerta de la OMS y se derrumbó el presupuesto destinado a prevención y control

En momentos en que crece la preocupación por la expansión del dengue en la Argentina, cabe preguntarse: ¿qué se hizo desde el Estado nacional, entre 2017 y 2019, para evitar la propagación? Poco y nada, a punto tal que el Programa de Prevención y Control de Enfermedades Endémicas, durante el año pasado, ejecutó casi un 47% menos de recursos respecto a 2018, cuando la cantidad de casos de Dengue confirmados por laboratorio, en los últimos dos años, se incrementaron más de un 500%. Un dato a tener en cuenta es que, en la provincia de Buenos Aires, los bebes y niños/as de hasta cuatro años constituyen el rango etario más afectados por el brote.

A su vez, durante el año pasado la gestión anterior aplicó un fuerte recorte. De los $219,1 millones que le había asignado al Programa de Prevención y Control de Enfermedades Endémicas en la Ley de Presupuesto 2019, aprobada por el congreso nacional, se pasó a $184,5 millones: -34,6 millones. Peor aún, en términos nominales, el presupuesto ejecutado estuvo por debajo de lo invertido en 2016. La desinversión coincidió con el cambio de rango del área de Salud que pasó de Ministerio a Secretaria de Gobierno.

El accionar del gobierno, que finalizó su mandato el pasado 10 de diciembre, no tuvo en cuenta las señales de alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, el año pasado, hizo un llamado a las autoridades de todos los países para que estuvieran en alerta ante un posible brote histórico del dengue. En aquel entonces, uno de las portavoces de esta institución, Soumya Swaminathan informó que en América Latina se había registrado 2.7 millones de casos hasta finales de octubre de 2019. 

A febrero de 2020, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ya se habían detectado en toda América 3.139.335 casos de dengue (incidencia de 321,58 casos por 100.000 habitantes), incluidas 1.538 defunciones. Del total de casos notificados, 1.367.353 (43,6%) fueron confirmados por criterio de laboratorio y 28.169 (0,9%) fueron clasificados como dengue grave. La tasa de letalidad fue 0,049%.  

Según los registros de la OPS, los casos de dengue[1] en la Argentina detectados durante el año pasado mostraron una fuerte suba respecto a 2018, superior al 46%. Si la comparación la trazamos con los números de 2017, el incremento fue sideral: +577%, lo que llevó a que se incrementara la tasa de casos por cada 100 mil habitantes.

Desde el inicio del brote actual (semana epidemiológica 35 de 2019, correspondiente a los últimos días de agosto) hasta marzo de 2020, el Ministerio de Salud de la Nación informó 2207 casos de dengue sin antecedentes de viaje (autóctonos) y en investigación, y otros 741 con antecedentes de viaje.  Del total, se registraron 122 casos de la provincia de Buenos Aires, 28 de la Ciudad de Buenos Aires y un caso importado en Córdoba.

En la provincia de Buenos Aires los casos están concentrados en la Región Sanitaria VII con una tasa de incidencia de 2,68/100.000 habitantes. Esta región incluye los distritos de Moreno, Hurlinghan, Morón, Ituzaingo, Tres de Febrero, Merlo, General Las Heras, Gral. Rodríguez, Marcos Paz y Luján. En tanto, la mayor incidencia se registró en los niños menores de un año, seguidos por el grupo de 1 y de 2-4 años.

El Programa de Prevención y Control de Enfermedades Endémicas, que depende de la cartera de Salud, tiene como objetivo el de contribuir a prevenir las enfermedades transmitidas por vectores y zoonosis en general, participando a su vez en el control de situaciones de riesgo o emergencias que pongan en peligro la salud de la población en el ámbito nacional. Con ese fin establece normas, ejecuta y evalúa la implementación de acciones tendientes al control integrado de esas enfermedades en una vasta región del país, donde estas patologías se expresan en forma de endemias o epidemias.

La intervención se realiza sobre las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades vectoriales: dengue, chagas, paludismo, fiebre amarilla, virus del Nilo Occidental, encefalitis de San Luis, rickettsiosis, leishmaniasis cutánea y visceral y otras arbovirosis.
  • Enfermedades zoonóticas: hantavirus, leptospirosis, triquinosis, rabia animal, hidatidosis.

 

 

[1] Los datos de la OPS incluyen todos los casos de dengue, sospechados, probables, confirmados, no severos y severos, y muertes. Caso probable de dengue: persona que tiene fiebre o antecedentes de fiebre durante 2-7 días de duración, dos o más síntomas de dengue o nexo epidemiológico con casos de dengues confirmado 14 días antes del inicio de los síntomas.

 

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

El delito juvenil no aumentó y bajar la edad de imputabilidad...

Así lo demuestra la cantidad de Instrucciones Penales Preparatorias (IPP) y la incidencia que tienen los procesos iniciados en el Fuero de...