DÍA INTERNACIONAL SIN ALCOHOL

El alcohol provoca un fallecimiento por hora.

*Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto a cargo del Observatorio de Adicciones y Consumos problemáticos.

Se estima que en la Argentina más de 8000 personas mueren cada año por enfermedades vinculadas al consumo problemático de alcohol.

Esto significa que cada día hay 22 fallecimientos, uno cada hora provocado por esa causa.

Es, además la principal causa de muerte en la población de entre 15 y 49 años.

A ello debe agregarse que es un factor de riesgo asociado a la discapacidad por accidentes de tránsito (entre el 20% y el 50% de las muertes por accidentes de tránsito en el continente americano están asociadas al alcohol) lesiones intencionales y no intencionales, violencia interpersonal, enfermedades infecciosas, enfermedades psiquiátricas, daño cognitivo y cáncer.

En un reciente trabajo del Observatorio de Adicciones y Consumos problemáticos de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires revelamos que solamente el 28.87 de los jóvenes

2017-08-10-PHOTO-00003428nos manifestó que nunca había consumido alcohol, es decir que 7 de cada 10 lo hacen.

Más de la mitad de los jóvenes entrevistados dijo hacerlo con una frecuencia semanal importante, dos o más veces.

La edad de inicio se puedo cotejar en casos de hasta 12 años.

Es en la adolescencia cuando se tiene mayor propensión a consumir alcohol con un

 patrón de riesgo y son más vulnerables al consumo de alcohol y a sus efectos que las personas adultas.

La mayor parte de los entrevistados manifestó hacerlo porque “es divertido” asociando el consumo, tal cual lo plantean sus publicidades a lo festivo.

En este sentido, se ha detectado que quienes comienzan a beber antes de los 15 años de edad tienen cuatro veces más probabilidades de convertirse en dependientes del alcohol, y casi siete veces más probabilidades de sufrir lesiones en un accidente de vehículo o una pelea física.

La facilidad de acceso al alcohol, por su precio o por su exigua carga tributaria que compone ese precio o por la falta de controles contribuye necesariamente a la propagación de este problema en jóvenes de todas las clases sociales.

Conocido el diagnóstico por todos, rápidamente Argentina y nuestra provincia deben adoptar las recomendaciones de la Organización mundial de la Salud llevando adelante sin pausa campañas preventivas, pero también sancionando los proyectos que hoy contemplan la prohibición de la publicidad, tal cual se realizó con el tabaco e incrementando los controles sobre la venta de alcohol a menores con dispositivos territoriales descentralizados en su faz operativa a partir del nuevo marco sancionatorio a locales y comercios.

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

Sampaoli , el árbol y el bosque: Acerca del alcohol,...

Cervecería y Maltería Quilmes es sponsor oficial de la Selección argentina de fútbol desde hace más de 21 años, con contratos que se renegocian...