El consumo de psicofármacos en etapa de Covid 19

Participamos en el programa de Guillermo Andino donde difundimos datos sobre consumo de psicofármacos en etapa de Covid19.

En la Argentina, antes de la cuarentena, 15 de cada 100 ciudadanos y ciudadanas –casi 3 millones de personas– consumía psicofármacos bajo prescripción médica o bajo receta (Sedronar).

En los psicofármacos sin prescripción, las mujeres tienen una tasa de prevalencia mayor, especialmente en medicamentos opiáceos y a los adelgazantes, siendo estos últimos donde mayor diferencia se registra: la tasa en mujeres es casi cuatro veces superior.

Entre los jóvenes de 18 a 24 años se observa la menor percepción de gran riesgo acerca del consumo experimental u ocasional de esteroides anabolizantes y psicofármacos s/pm.

¿Qué paso durante la cuarentena? Según el estudio del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, 3 de cada 10 personas que fueron entrevistadas, casi el 30%, admite que su estado de ánimos sufrió cambios de mediana (25,6%) o de gran (4,1%) intensidad desde el inicio del aislamiento preventivo, social y obligatorio. ¿De qué forma expresaron? En el cuestionario, que se realizó a través de una plataforma online, tuvieron que elegir en una escala del 1 al 10 siendo 1 pocos cambios y 10 cambios extremos.

Una de las consecuencias de la alteración en los estados de ánimo podría tener que ver con el consumo de sustancias. 2 de cada 10 personas (20,8%) que ya consumían sustancias dijeron que aumentaron dicho consumo.

Casi el 46% de los/as entrevistados, que reconocen haber aumentado el consumo de sustancias, calificó ese aumento como moderado (37,1%) o alto (8,8%).

¿Cuáles fueron las sustancias con mayor aumento de consumo entre los que ya consumían? Tabaco (39,9%), alcohol (36,5%) y ansiolíticos/antidepresivos (10,1%).

El 14% de los reconocen haber aumentado el consumo de psicofármacos dice que accede a esos medicamentos sin receta ni indicación médica: se lo facilitan familiares, amigos y/o conocidos

Un dato no menor es que 3 de cada 10 de las personas que reconocen haber aumentado el consumo de sustancias dijo tener la certeza de que, luego de la cuarentena, no podrán retrotraer los niveles de consumo. Y otro 24% respondió con dudas utilizando la frase “tal vez”.

Otro dato importante: la enorme mayoría (casi el 75%) de quienes reconocen haber consumido sustancias, es consciente que dicho consumo empeoró sus relaciones interpersonales dentro del hogar donde realizan el confinamiento

¿Cuál ha sido la respuesta del Estado ante esta situación?

La Defensoría del pueblo bonaerense lleva adelante permanentes campañas de difusión y concientización sobre la problemática de las adicciones.

Todas las recomendaciones que se realizan se han en función de que sirva como insumo para la elaboración de políticas públicas

La Sedronar dispuso que las comunidades terapéuticas y las casas de convivencia se encuentran incluidas en las excepciones para personas que atraviesan situaciones de consumo problemático. Esos dispositivos mantienen una guardia.

Se establecieron protocolos para poder garantizar la internacional de las personas con adicciones en aquellos casos que se requieran.

Hay guardias las 24 horas en la Línea 141 que es un servicio gratuito, anónimo, de alcance nacional y que atiende las 24 horas de cada día. El mismo tiene por objeto acompañar a aquellas personas que atraviesan situaciones de consumo de sustancias, como así también a quienes solicitan ayuda para un familiar o amigo.

En la provincia de Buenos Aires, los números de atención son: Línea 148 y 0221-4255437.

 

 

 

 

 

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES