Es alarmante el impacto social de la violencia contra las mujeres

Durante el primer semestre de este año al menos 41 niños, niñas y adolescentes (NNyA) perdieron a su madre como consecuencia de los femicidios. En total, son al menos 316 los NNyA que han atravesado por esa situación teniendo en cuenta los casos efectivamente registrados desde 2017 hasta junio de 2020.

Cabe destacar que el año pasado 74.140 mujeres fueron víctimas de violencia familiar y/o de género en casos judicializados de la Provincia de Buenos Aires: 1 de cada 10 de esas víctimas (8669 personas) no supera los 17 años de edad. La situación se complejizó aún más en 2020, durante el aislamiento.

 

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora mañana, desde el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo explicaron que es necesario reforzar las políticas públicas destinadas a prevenir y condenar la violencia machista. También resaltaron que es indispensable asistir a los y las NNyA que quedan desamparados/as cuando sus madres son asesinadas o resultan gravemente heridas.

Es muy probable que la cantidad de NNyA que perdieron a su madre producto de la violencia machista haya sido mayor que lo registrado en los informes del Ministerio Público bonaerense y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Incluso esos mismos informes advierten que este tipo de datos se incorporan circunstancialmente a las causas. El Estado tiene que intervenir ante esta situación, actuar rápidamente para garantizar los derechos de las y los NNyA que quedan desamparados. Existen un marco normativo que así lo establece.

La Ley N° 27.452 establece que las hijas e hijos de mujeres víctimas de femicidio o de homicidio en contexto de violencia intrafamiliar y/o de género deben ser protegidos/as para crecer en un ambiente sano y libre de violencias. Por eso, tienen derecho a recibir una reparación económica mensual, acceder a una cobertura integral de salud y ser acompañadas/os de manera integral durante su crianza.

Asimismo, a las/os destinatarias/os de la reparación económica, que tengan domicilio en la provincia de Buenos Aires, y sean menores de 16 de años, también les asiste el derecho de recibir una pensión no contributiva y tener cobertura por parte del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA). Estos derechos están contemplados en el decreto 694/2018 que creó el Programa de “Protección Integral para Niños, Niñas y Adolescentes, hijos o hijas víctimas de femicidio”.

Desde el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo se elaboró un documento con todo lo que se debe saber respecto a la reparación económica y la cobertura médica.

Acceder y descargar información sobre la reparación económica y cobertura médica para hijos/as de víctimas directa de femicidio

 

REPARACION

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

Víctimas de trata y explotación sexual: un flagelo que crece

En un año, la cantidad de personas detectadas como víctimas de estos delitos, en la provincia de Buenos Aires, creció 57%.