Jóvenes, consumo de sustancias y mortalidad por accidentes de tránsito: una relación cada vez más estrecha y peligrosa

Un análisis estadístico que realizamos desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense arrojó resultados preocupantes sobre la vinculación de los accidentes viales protagonizados por jóvenes y el consumo de sustancias psicoactivas como el alcohol. Lo ocurrido con el choque fatal en Tigre no fue un hecho aislado.

  • En la Argentina, los accidentes de tránsito son una de las dos principales causas de fallecimientos de jóvenes de entre 15 y 34 años. Por día, en nuestro país, muere un promedio de 4 jóvenes de entre 15 y 34 años en accidentes de tránsito.

  • En provincia de Buenos Aires, mueren al año más de 260 jóvenes de entre 15 y 34 años en accidentes. La siniestralidad se encuentra entre las principales causas de defunción juvenil en la Provincia.

  • La vinculación entre la siniestralidad vial y el consumo de sustancias psicoactivas es directa: al menos 3 de cada 10 conductores (28%) accidentados, atendidos en las guardias de los hospitales, consumió alguna sustancia en las horas previas al accidente.

  • El 25,1% de los conductores siniestrados atendidos en las guardias reconocen haber consumido alcohol en las horas previas al siniestro vial. El 3% reconoce consumo de marihuana y el 2% el consumo de cocaína.

  • El 42,2% de los jóvenes escolarizados del Gran La Plata manifiesta haber viajado en vehículos conducidos por personas que habían ingerido alcohol o drogas ilegales. Este indicador es más elevado entre mujeres: 46%.

 

  • Existe baja percepción del riesgo respecto al consumo de alcohol: 1 de cada 2 jóvenes ve menos riesgoso consumir alcohol que estupefacientes. El alcohol es la sustancia psicoactiva más presente entre las y los jóvenes y el inicio se da a edades cada vez más tempranas en la provincia de Buenos Aires.

 

Estas conclusiones surgen del entrecruzamiento realizado por la Defensoría que abarcó indicadores oficiales existentes en bases de datos de distintos organismos -Ministerio de Salud de la Nación y la Agencia Nacional de Seguridad Vial- y los relevamientos sobre consumo de sustancias que viene realizado el Observatorio de Adicciones desde hace cuatro años.

Los resultados son por demás elocuentes y muestran que debemos adoptar un nuevo paradigma en las políticas públicas para combatir y prevenir el consumo de sustancias psicoactivas por parte de jóvenes conductores y acompañantes.

En ese sentido, pese a las restricciones para circular derivadas de la pandemia Covid-19, continúa habiendo accidentes fatales protagonizados o provocados por jóvenes al volante que consumen sustancias, especialmente alcohol. Una clara muestra de ello ocurrió en Tigre cuando un joven alcoholizado embistió su auto de alta gama contra una columna y ocasionó la muerte de dos de sus acompañantes. Lamentablemente, no fue un episodio aislado y es necesario reforzar la prevención y vincular la problemática de las adicciones y los consumos problemáticos con la educación vial.

Cabe destacar que legisladores provinciales de distintos sectores políticos dieron forma y presentaron un proyecto en la Legislatura bonaerense -elaborado en forma conjunta con el Observatorio- para crear un programa de educación integral obligatorio sobre adicciones que atraviese todas los niveles y modalidades del sistema educativo de gestión pública y privada en la Provincia. La iniciativa actualmente tramita en la Comisión de Adicciones de la Cámara de Diputados bonaerense.

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

¿Cuánto ganaron los bancos en la Argentina?

Los resultados positivos de las 9 entidades bancarias principales de la Argentina sumaron más de $217 mil millones, un 182% más que en 2018. Las abultadas ganancias no se corresponden con las trabas que imponen para que Pymes, comerciantes y profesionales autónomos puedan acceder a créditos accesibles para hacer frente al parate económico generado por la pandemia