Jóvenes y Alcohol en Buenos Aires

En los países donde la política tributaria sobre el alcohol ha sido exitosa, gran parte de los ingresos provenientes de esos impuestos se destinan a programas de prevención, control y atención de la salud.

Los patrones de consumo de alcohol en menores de edad se deben a una variedad de factores: la familia, los amigos, los medios de comunicación, las normas culturales y la religión, así como las políticas gubernamentales. Se ha comprobado que la promoción de bebidas alcohólicas en los medios publicitarios influye en la decisión que toman los adolescentes para beber, y existe evidencia que demuestra que esta publicidad aumenta las probabilidades de que los adolescentes y jóvenes comiencen a beber, o aumenten su consumo de alcohol.

Los jóvenes se encuentran en constante riesgo debido a ciertos patrones de consumo debido a varios factores. Fisiológicamente, se encuentran todavía experimentando cambios en su desarrollo. El cerebro del adolescente se encuentra en un alto nivel de desarrollo. Este desarrollo establece las bases para las habilidades de la persona en su vida adulta, tales como la planeación, la integración de información, la resolución de problemas, el discernimiento y el razonamiento. Estos importantes cambios que están sucediendo son la razón de que el cerebro del adolescente sea más vulnerable a los efectos nocivos del alcohol en comparación con un cerebro adulto.

Los jóvenes corren el riesgo de desarrollar conductas perjudiciales debido al alcohol que incluyen beber en exceso, problemas en sus relaciones, accidentes viales y relaciones sexuales de alto riesgo.

2017-08-10-PHOTO-00003428

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

Turismo estudiantil: el caso Snow Travel y la necesidad de que...

Por Walter Martello Defensor del pueblo Adjunto de la Provincia La quiebra de la empresa de turismo Snow Travel SA fue la crónica de una muerte...