RADIOGRAFÍA DEL FENÓMENO GAMING: guía para salir del uso excesivo de pantallas en la pospandemia

Desde el inicio aislamiento obligatorio el uso de videojuegos registra una suba del 100% y las descargas superan en un 33 la etapa previa a la expansión del covid-19. Uno de los efectos de esta nueva realidad hiperconectada es la sobreexposición a las pantallas que, en los casos más graves, podrían derivar en lo que la Organización Mundial de la Salud ha definido como “adicción a los videojuegos”.

El Día Mundial del Gamer (se celebra el 29 de agosto) nos da la posibilidad de reflexionar que debemos lograr un crecimiento responsable de la actividad. Estamos hablando de más de 260 millones jóvenes que son usuarios y usuarias de videojuegos en América Latina.

Algunos indicadores, de consultoras especializadas, hablan por sí solos respecto a la magnitud del fenómeno gaming en nuestro país: el 71% de los usuarios/as pasa más tiempo frente a los videojuegos respecto a lo que ocurría antes del 19 de marzo y el incremento del uso de celulares, destinados a jugar, creció el 75%.

Ante esta situación, desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría de Pueblo de la provincia de Buenos Aires -en forma conjunta con el Observatorio de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes- se elaboró una “Guía de Seguridad y Desescalada Digital”. Se trata de una herramienta que busca contribuir al uso responsable y moderado de videojuegos, en vistas principalmente a lo que será la etapa de pospandemia.

Acceder y descargar Guía de Uso Responsable de Videojuegos

La guía incluye una serie de tips para mejorar la seguridad y la privacidad, en momentos de proliferación de los ciberdelitos. Además, la herramienta desarrollada por la Defensoría adapta distintas estrategias internacionales, entre ellas el programa “Pantallas Amigables” de España, que hacen foco en la denominada “descalada digital”. Así se denomina al proceso de transición hacía un mayor estado de bienestar que producto de una reducción progresiva de la excesiva exposición a las pantallas.

Una nueva forma de vida y de consumo se pueden lograr reeducando hábitos. En ese sentido, debido al contexto cambiante que nos toca vivir, se debe reajustar la estrategia en función de los resultados obtenidos y recompensarse por lo ya logrado.

El plan de seis pasos incluido en la Guía elaborada por el Observatorio puede ser realizado por cualquier miembro de la familia sienta la necesidad de hacerlo. Mejor aún, también puede ser parte de un compromiso colectivo donde se establezcan metas individualizadas pero un objetivo común como es, en este caso, desescalar el sobreuso de pantallas.

Abordaje de una nueva realidad

La interrupción de las clases en la modalidad presencial, y la imposibilidad de hacer salidas recreativas o reuniones sociales, desde más de cinco meses, nos hace pensar qué hábitos pueden haberse incorporado en el seno de las familias respecto al uso de celulares, internet, videojuegos o redes sociales; cuanto tiempo se han incrementado su uso y como puede contribuir, cada familia, a la salida de este estado.

El abordaje requiere, necesariamente, analizar la nueva realidad a partir de algunos datos cuantitativos. Veamos:

Como se puede observar en las placas anteriores, el contexto de pandemia marcó un importante incremento del streaming y redes sociales, pero sin dudas fue -y sigue siendo- el GAMING -junto con las videollamadas- el que muestra uno de los indicadores más elevados.

Respecto al uso de los videojuegos, los datos en la Argentina son más que elocuentes. Así lo destaca Game Analitycs l Kantar ibope en su informe “Datos comparativos de cuarentena respecto a normalidad anterior al 20-3”: durante la cuarentena 31% de los usuarios/os juega regularmente y más del 70% ha incrementado el hábito (consolas, móviles, etc).

Las cifras que se desprenden de los chats de juegos -y de las plataformas de streming- demuestran el fenómeno:

  • DISCORD (Chat game): +397%
  • MIXER (streaming games): + 173%
  • TWITCH (streaming): +159%
  • Play Station: +183%

Se consolidan plataformas digitales

  • GAMING +69%
  • YOUTUBE +21%
  • STREAMING +154%

Respecto al perfil de quienes juegan, se desprende que:

  • La mitad de los jóvenes menores a 24 años son jugadores regulares de juegos en línea.
  • 4 de cada 10, entre 25 y 49 años, afirman ser gamers habituales.
  • La cifra desciende a 15% entre mayores de 50 años.

 

El fenómeno no se limita solamente a jugar lo que implica más horas frente a las pantallas: el 20% de millenials declara ver habitualmente competencias de E-Sports, una práctica que ha sido definida como un deporte en distintos países y que motiva el desarrollo de competencias a escala internacional.

El rol de las políticas públicas

Las políticas públicas no pueden estar ajenas a esta nueva realidad atravesada por la hiperconectividad y la alta exposición a las pantallas. Por ello, desde hace más de tres años, desde la Defensoría del Pueblo hemos emprendido una serie de acciones para que la prevención y la promoción de contenidos sobre el uso responsable de videojuegos.

La primera guía del Observatorio referida a esta problemática, realizada en 2018, fue declarada de interés legislativo por el Senado bonaerense y propiciamos una reforma legislativa para que la prevención del uso problemático de videojuegos esté incluida dentro de programas educativos que abordan cuestiones vinculadas a las enfermedades psicosociales.

SEGUIME EN TWITTER

MÁS INFORMES

El particular lenguaje de los adolescentes en los videojuegos: Recetas para...

Los videojuegos online tienen una jerga propia, derivada del inglés, que los chicos usan en la vida cotidiana. Los padres, ajenos al...